Mi experiencia con Serviclub en mi viaje de Guadalajara a Argentina

Mi experiencia con Serviclub en mi viaje de Guadalajara a ArgentinaDebo confesar que soy una persona reservada, por lo que cuento con un selecto grupo de amigos. Jamás me había llamado la atención hablar con alguien desconocido por internet y menos que esa persona se encontrara lejos de mi ciudad de origen.

Eso cambió cuando conocí a Belén, una chica originaria de Argentina que encontré en Facebook. Inmediatamente descubrimos que teníamos varias cosas en común. Pasados unos meses en los que intercambiamos distintos puntos de vista, me invitó a ir de vacaciones a Argentina.

Lo medité un par de semanas, hasta que las ganas de ver a mi amiga en persona, me impulsaron a abandonar la ciudad de Guadalajara (al menos momentáneamente). Llegué a aquel país sudamericano, y debo decir que su familia me recibió con los brazos abiertos.

Mi primera parada vacacional fue en el Parque Nacional los Glaciares, una recomendación de la guía de Servíclub (una tarjeta de descuento que tienen allá, con la cual acumulan puntos y después pueden cambiarlos por mercancía o rebajas adicionales).

El lugar es en verdad majestuoso. Lo bautizaron de ese modo precisamente porque en su perímetro se encuentran varios glaciares (tres de ellos de gran tamaño). Creí que en ese paseo, sólo me dedicaría a observar la naturaleza. Sin embargo, para mi sorpresa, la experiencia se vio enriquecida al notar que puedes realizar otras actividades recreativas como por ejemplo: Pesca, caminatas en hielo o inclusive escaladas.

Eso sí, si deseas pescar, debes hacerlo en una zona autorizada, de lo contrario, la policía del lugar puede multarte.

Como no podía ser de otro modo, en la fauna de aquel sitio predominaban los cóndores y los ñandús. Lo único que me dio un poco de miedo, fue que durante el trayecto en automóvil, el chofer iba conduciendo muy despacio, pues el terreno estaba muy resbaladizo, debido a la nieve.

Ojalá, aquí en México tuviéramos algo similar a Servíclub, pues con esos descuentos, todo el mundo podría salir a divertirse durante sus días de asueto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *