Los médicos alternativos de Guadalajara recomiendan los atrapasueños

Los médicos alternativos de Guadalajara recomiendan los atrapasueños

El campo de la medicina es sumamente extenso. Por tal motivo, es fácil encontrar a doctores que solamente prescriben medicamentos creados en laboratorios, en tanto que otros utilizan fórmulas caseras para curar los mismos padecimientos (por ejemplo, los homeópatas).

Otra rama es la que se conoce con el nombre de “medicina alternativa”. En Guadalajara hay una institución que se llama Centro Universitario de Alternativas Médicas, el cual no solamente está conformado por estudiosos de las sustancias naturales que alivian los males de las personas, sino que inclusive tiene vínculos con galenos cubanos.

Al ingresar a su página de Internet, me quedé sorprendido por los productos que ofrecen en su sección de tienda en línea. Entre estos, podemos hallar una sección completa de elementos para llevar a cabo sesiones de aromaterapia o masajes.

Sin embargo, la cuestión que hizo que se despertará mi curiosidad fue ver que también se pueden adquirir atrapasueños. Estos artilugios fueron usados por primera vez por los integrantes de la cultura norteamericana Chippewa.

Sus elementos de construcción son simples, aunque su elaboración es un tanto completa. Lo primero que se observa es un círculo de madera forrado con piel, mientras que el interior está adornado con un hilo delgado, en forma de una tela de araña.

De acuerdo con diversas leyendas, se sabe que el atrapasueños debe ser colocado sobre la cama de su dueño. Cuando éste se va a dormir, comienza a actuar este artefacto, evitando que las pesadillas lleguen a la mente del soñador. Es decir, aquellas energías negativas quedan atrapadas en la telaraña y son consumidas con los primeros rayos del sol de la mañana.

Por otra parte, hay culturas que fabrican variaciones de estos instrumentos, para ponerlos sobre las cunas de los recién nacidos, pues se piensa que también sirven para orientar el mal de ojo o ciertos hechizos de magia negra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *