Comer poco no adelgaza: Afirman académicos de la Universidad Autónoma de Guadalajara

Contrario a lo que se piensa, estudiosos de la Universidad Autónoma de Guadalajara afirman que el método más efectivo para bajar de peso, consiste en comer porciones que vayan de acuerdo con la masa muscular y estatura del paciente. Puesto que omitir una de las comidas diarias o disminuir drásticamente el número de calorías que se consumen, puede traer consigo efectos secundarios.

Lo que le ocurre al organismo al disminuir la ingesta calórica diaria es que éste demora más del tiempo normal en acostumbrarse a la nueva dieta, ocasionando que el metabolismo se vuelva mucho más lentos. Por tanto, la quema de grasa y otras sustancias nocivas, también se ralentizan.

Comer poco no adelgaza: Afirman académicos de la Universidad Autónoma de Guadalajara

Además, en dado caso de que la persona vuelva a sus hábitos alimenticios normales, sin lugar a dudas, experimentará lo que comúnmente se conoce como “efecto rebote”, puesto que la manera en que se queman las calorías, ahora es distinta a la que el organismo tenía originalmente.

Por el contrario, las personas que consumen los alimentos adecuados y en las proporciones justas, le dan a su cuerpo las herramientas necesarias para que lleve a cabo todos sus procesos bioquímicos, sin ninguna alteración.

Gran parte de los nutriólogos están de acuerdo en que una persona que desea bajar de peso de manera acelerada, debe hacer al menos tres comidas “fuertes” al día y dos colaciones. Éstas últimas, estarán integradas por frutas o verduras, dependiendo de las preferencias de cada individuo.

Recordemos que hay un sinfín de alimentosparaadelgazar entre los que se encuentran principalmente, los cítricos, ya que sus moléculas ayudan a desprender los lípidos de los músculos.

Además, si al entero plan alimenticio le sumamos una rutina diaria de ejercicios, de por lo menos media hora, veremos como en un mes comenzamos a perder esas molestas “llantitas”.

Un mito que se debe erradicar totalmente cuando de dieta se habla, es el que tiene que ver con el consumo de productos “light”. Es una realidad que estas mercancías se caracterizan por tener una cantidad de azúcar reducida, lo que le hace creer al consumidor que automáticamente al estar ingiriendo menos calorías, bajará de peso en tiempo récord.

Sin embargo, estudios realizados por diversas intrusiones jaliscienses, han llegado a la conclusión de que un alto porcentaje de estos productos, tienen las mismas grasas (o inclusive más) que las versiones estándar.

Otra cosa que se debe considerar es que bajo ninguna circunstancia las personas que deseen llegar a su peso ideal, deben olvidarse por completo del consumo de carbohidratos (por ejemplo las pastas), ya que una porción de cada grupo alimenticio es necesario para mantenerse en buen estado.

Un menú sencillo que podrías comer al menos dos veces por semana, podría ser este:

– Por la mañana, un plato de cereal con fibra, acompañado de un yogur natural y una porción de fruta picada.

– A media mañana, una manzana.

– A la hora de la comida, un bistec asado acompañado con ensalada.

– Para merienda, un par de zanahorias cocidas.

– En la cena un taco de frijol. Este platillo incluye dos granos esenciales para la alimentación de los mexicanos (el maíz y las leguminosas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *