Ayuntamiento de Guadalajara

El ayuntamiento de Guadalajara ha tenido varios nombres a lo largo de su historia. Por ejemplo, hay quienes la conocían como “La Ciudad de las Flores”, aunque en años recientes la referencia más difundida tanto local como internacionalmente, no es otra que la “Perla de Occidente”.

Ayuntamiento de Guadalajara

El nombre de Guadalajara se originó en España (sitio en donde hay una ciudad con el mismo nombre) dado que don Nuño de Guzmán era originario de ese sitio y fue quien ordenó que se fundara esta localidad homónima, sólo que en la Nueva España.

Detrás de donde hoy se ubica el Teatro Degollado se instauró formalmente el ayuntamiento de Guadalajara el 14 de febrero de 1542. 18 años más tarde, la importancia de la ciudad tuvo tanta relevancia que se le nombró capital del territorio denominado como “Nueva Galicia”, porción que comprendía lo que hoy son las entidades federativas de: Zacatecas, San Luis Potosí, Colima, Aguascalientes, Nayarit y desde luego Jalisco.

Se dice que los primeros asentamientos urbanos en Guadalajara comprendían únicamente a 50 familias. Sin embargo, ya para inicios de 1600 la población había aumentado ostensiblemente, no sólo por la llegada de un mayor número de personas provenientes del “viejo continente”, sino por la importación de esclavos africanos y lugareños que también decidieron establecerse allí.

Otro elemento infaltable del ayuntamiento de Guadalajara que no podemos dejar de mencionar es su bellísimo escudo de armas, el cual fue concedido por su majestad Carlos I de España a finales de 1539.

Si lo analizamos tomando como base la interpretación de sus componentes heráldicos veremos que en el centro del escudo se ubican dos fieros leones que se encuentran saltando. Cada uno de estos animales tiene sus zarpas delanteras adheridas a un tronco de pino.

El yelmo se encuentra completamente cerrado y sobre éste se puede observar una lanza en la que ondea una bandera de color rojo. Ahora bien, desde una perspectiva simbólica podemos decir que esa combinación de elementos refleja la aristocracia y potestad no sólo de la ciudad de Guadalajara, sino de sus habitantes.

Tanto es así que en la actualidad dicho emblema sigue siendo el distintivo del bellísimo estado de Jalisco.

Ahora bien, dentro de los recursos naturales no renovables que podemos encontrar en Guadalajara sobresale su variedad de maderas, entre las que podemos mencionar al fresno o al sauce.

Por su parte, las autoridades decidieron dividir a la ciudad en las siguientes zonas:

– Zona Huentitán.

– Zona Oblatos.

– Zona Minerva.

– Zona Centro.

– Zona Olímpica.

– Zona Tetlán.

– Zona Industrial.

De acuerdo con números obtenidos por el censo de población llevado a cabo por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (también conocido por sus siglas como INEGI) se estima que la población de Guadalajara ronda los 4.5 millones de habitantes, eso sin tomar en cuenta al área metropolitana.

Esto la convierte en el asentamiento más poblado del Estado y la segunda ciudad con mayor densidad poblacional en la República Mexicana, solamente superada por la Ciudad de México.

Para cerrar este artículo, sólo nos resta comentarte que los límites territoriales de Guadalajara son:

– En dirección norte con Ixtlahuacán del Río.

– Al sur con Tlaquepaque.

– En dirección hacia el oriente con Tonalá.

– Y finalmente al poniente con Zapopan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *