Un recorrido por Tonalá Jalisco

El nombre de este pueblo adyacente a Guadalajara se origina del náhuatl Tonalian, que para los que no lo sepan quiere decir “El lugar por donde el sol se asoma”. Se distingue por ser un sitio en donde el colorido y la calidez de su gente quedan de manifiesto.

Su tradición artesanal procede de muchísimo antes que la llegada de los españoles a Mesoamérica. Por ejemplo, el prestigio que han ganado sus alfareros con el paso del tiempo, los posiciona como unos de los labradores más importantes a lo largo y ancho del planeta.

Un recorrido por Tonalá Jalisco

Tanto es así que en la actualidad es posible ver embarques que salen de Tonalá Jalisco hacia distintas partes del orbe, de la talla de lugares como Japón, país que cuenta con una amplia tradición alfarera.

Además de esa rama de la artesanía, también los oriundos de Tonalá saben realizar extraordinarias piezas de hierro forjado, repujado y hasta ornamentos bellísimos de vidrio soplado.

Para los que estén interesados en saber más acerca de las artesanías de esta región de la República mexicana, les comentamos que el gobierno local organiza de manera periódica recorridos a la gran mayoría de talleres, para que así los turistas tengan la oportunidad de entrar en contacto no solamente con las piezas recién fabricadas, sino con la materia prima antes de ser transformada en arte.

El palacio municipal de Tonalá se encuentra compuesto por vitrinas en las que se pueden apreciar un sin número de piezas artesanales. Por otro lado, también posee murales de barro y un gran reloj con la forma de un Sol, lo cual no hace sino ser un recordatorio del origen indígena de esta tierra.

Si quieres admirar a Guadalajara en todo su esplendor, como si la vieras en una postal, debes subir al Cerro de la Reina, sitio que sirve de mirador natural y que permite al observador maravillarse con la hermosura de la capital tapatía.

Adéntrate a Tlaquepaque Jalisco

El nombre completo de este municipio de Jalisco es San Pedro Tlaquepaque, aunque en sus inicios los moradores lo conocían como Tlacapua, que puede ser traducido al español como “Los individuos capaces de elaborar trastes de barro”.

Con el correr del tiempo Tlaquepaque se ha convertido en un destino turístico, no solamente a nivel nacional, sino que también es visitado anualmente por gente procedente de distintos países (por supuesto, no a la par de Guadalajara, pero sí con una afluencia que va creciendo poco a poco).

Adéntrate a Tlaquepaque Jalisco

Se distingue de otros lugares, porque en sus calles se pueden encontrar gran variedad de restaurantes y bares en los cuales los turistas pueden pasar una plácida tarde charlando o disfrutando de un buen vino.

Su oferta hotelera también es muy variada, destacando sobre todo los hoteles que pertenecen a la categoría de “Boutique”, es decir aquellos que brindan a sus huéspedes una atención total y absolutamente personalizada. Otra peculiaridad de estos sitios de hospedaje es que los clientes pueden comprar prácticamente cualquier pieza del mobiliario para llevársela a su hogar como un recuerdo.

El gobierno local se ha encargado de difundir la cultura de Tlaquepaque, para que así cada día más personas conozcan sus usos, costumbres y tradiciones.

De entre sus construcciones más importantes destaca el Centro Cultural el Refugio, mismo que antiguamente era conocido como el hospital psiquiátrico del municipio. Sin embargo, a la fecha se utiliza como un recinto multiusos en el que se presentan convenciones y algunos eventos de gran envergadura.

Entre semana, hay recorridos en donde se les indica a los paseantes datos acerca de la construcción de este inmueble, así como una sesión especial en donde el narrador se dedica a contar algunas leyendas, las cuales supuestamente ocurrieron en ese lugar.

Por otro lado, el Parían es el recinto en donde puedes apreciar el folclor jalisciense en su máxima expresión, ya que ahí encontrarás tanto música como platos típicos. Por cierto, la palabra Parián quiere decir “Mercado”.

Espacios interesantes en Zapopan Jalisco

En ocasiones anteriores hemos mencionado varias de las atracciones turísticas que puedes encontrar en la ciudad de Guadalajara (capital del estado de Jalisco). Sin embargo, es buen momento para enumerar ciertos sitios de interés de los municipios aledaños.

Por lo tanto, hoy día hablaremos de lo que puedes hallar en Zapopan.

Espacios interesantes en Zapopan Jalisco

Empecemos con el Ixtepete Se trata de un área arqueológica similar a Teotihuacán, ya que posee una pirámide de gran dimensión. Algunos arqueólogos aseguran que esta es una de las zonas antiguas de mayor importancia en todo el occidente de México. Por ello no podíamos dejar de recomendártela.

Por otro lado, está el Parque Villa Fantasía Estamos hablando de un terreno con una extensión superior a los 10,000 m², en donde los visitantes pueden admirar una amplísima diversidad de especies, ya que además de ser un espacio natural también funciona como zoológico.

Durante los fines de semana, en una porción del parque se representan obras de teatro, cuyas temáticas son aptas para todo tipo de público, así que lo recomendable es asistir acompañado de toda tu familia.

Si a ti te gustan los días de campo, también hay una zona habilitada ahí para tal fin. Imagina pasar una linda tarde soleada al lado de tus seres queridos compartiendo los sagrados alimentos, totalmente al aire libre.

Por su parte el Andador 20 de noviembre, es un corredor turístico en el que se localizan restaurantes y bares en donde puedes degustar desde platillos nacionales hasta alimentos de corte internacional.

En el supuesto de que te guste la artesanía, debes acudir al Centro Artesanal de Zapopan, puesto que ahí los artesanos ponen a la venta sus productos. Lo más tradicional son las piezas fabricadas en cantera o bien con hojas de maíz, planta endémica del continente americano.

Para cerrar esta breve reseña, únicamente nos falta mencionar la barranca de Oblatos. Se trata de un cañón que cuenta con más de 600 m de profundidad y más de 3 km de ancho.

Datos acerca de Zapopan (Poblado cercano a Guadalajara)

Zapopan tiene la peculiaridad de ser el segundo municipio con mayor densidad poblacional (sólo por debajo de Guadalajara), aunque también es uno de los pueblos con mayor número de habitantes por kilómetro cuadrado de todo el país.

El nombre Zapopan procede de un vocablo antiguo indígena cuyo significado simplificado es el siguiente: “El lugar de los Zapotes”.

Datos acerca de Zapopan (Poblado cercano a Guadalajara)

Sus atractivos turísticos son inagotables, empezando por los centros de espectáculos con los que cuenta, mismos que están a la altura de los más importantes de la República Mexicana.

Muchos de sus hoteles son de cinco estrellas. Por esa razón, Zapopan es visitado sobre todo por extranjeros, quienes deciden viajar a este bellísimo paraje de occidente para pasar unos días de completo descanso y relajación.

Contrastando con lo anterior, no se nos puede olvidar mencionarte que en Zapopan existen actividades relacionadas directamente con lo que se conoce como “Ecoturismo”. Es decir, una serie de actividades en las que los turistas entran en contacto directo con la naturaleza a la hora de llevar a cabo paseos recreativos.

Ahora bien, la fiesta más importante que se tiene contemplada en este municipio próximo a Guadalajara es la festividad de la “Virgen de Zapopan”, la cual se lleva a cabo durante la primera quincena de octubre (el día 12 para ser precisos).

Los moradores de esa región realizan una procesión solemne en la que acompañan a la imagen de la virgen hasta la Basílica de Zapopan. Se dice que esta es una de las festividades de corte religioso más antiguas e importantes de la nación, quizás solamente superada por la serie de peregrinaciones que ocurren el 12 de diciembre de cada año en la Ciudad de México.

En esa fecha se celebra la conmemoración de la aparición de la virgen de Guadalupe atestiguada por San Juan Diego en el Cerro del Tepeyac en 1531.

Globo: El lugar de Guadalajara en donde los pequeños aprenden y se divierten

Globo: El lugar de Guadalajara en donde los pequeños aprenden y se divierten

A principios de noviembre del año 1993 abrió sus puertas el Museo del Niño en la ciudad de México (tal vez muchos de ustedes lo conozcan simplemente como “Papalote”). Tras sus muros los más pequeños del hogar pueden llevar a cabo un sinfín de actividades muy entretenidas, pero sobre todo educativas.

Se estima que ha sido visitado por más de 19 millones de personas. Pero ¿por qué les estoy hablando de esto?, si de lo que se trata es de mencionar las atracciones turísticas que podemos hallar en Guadalajara.

Muy sencillo y es que el día de hoy vamos a hablar de “Globo”, el Museo del Niño ubicado en tierras tapatías. El propósito principal de los creadores de esta galería es brindarles a los infantes instrumentos que los ayuden a adquirir conocimiento de una forma muy fácil y divertida, ya que de lo que se trata es que aprendan mediante la experiencia.

También se busca que mediante juegos los niños se integren de manera natural, evitando así que en un futuro se presenten casos de discriminación de cualquier tipo entre la juventud jalisciense.

En Globo gran parte de sus exposiciones son temporales y se modifican en concordancia con las estaciones del año, es decir, hay una renovación cada 30 días. Desde luego, lo anterior se hace basado en las opiniones de los visitantes.

De la misma manera, mensualmente en el Museo del Niño en Guadalajara se imparten talleres y platicas relacionadas con diversos temas de interés general.

A lo largo de sus dos plantas (más de 2000 m² de construcción) estamos seguros que encontrarás varias actividades que llamarán tu atención. Ojo, este recinto no solamente puede ser visitado por niños, puesto que también los padres pueden integrarse a las visitas guiadas que se realizan de manera periódica.

De hecho, varias escuelas de la región anualmente lo escogen como una de sus visitas, debido a lo divertido que es pasearse por cada una de sus salas.

El único inconveniente es que los visitantes tienen un horario predeterminado para recorrerlo.

El Centro Cultural Casa Colomos de Guadalajara

El Centro Cultural Casa Colomos de Guadalajara

Este inmueble tardó tan sólo cuatro años en ser terminado. Esto ocurrió entre 1898 y 1904. El propósito original de esta edificación era simple y llanamente la de servir de recinto para el departamento de Aguas y demás obras hidráulicas de Colomos durante la gubernatura de Luis Curiel.

Con el paso del tiempo, el gobierno estatal de Guadalajara decidió darle otros usos. Es más, en algún momento, funcionarios de la ciudad le dijeron al compositor José “Pepe” Guízar (oriundo del lugar) que podía ocuparlo como morada particular.

Aún y cuando el cantautor aceptó la invitación, lo cierto es que vivió muy poco tiempo en ese lugar. Fue así que al comenzar la década de los años ochenta (en 1981 para ser precisos) el “Castillo” como se le conoce popularmente se convirtió en el Centro Cultural Casa Colomos.

Su superficie construida supera los 500 m² (siendo su superficie total 10,000 m²) y se calcula que al menos es visitada mensualmente por 400 personas, pues en el año 2010 el número promedio anual de turistas fue de 4800 visitantes).

De la misma manera que ocurre con otras construcciones dedicadas a la difusión de la cultura “El Castillo” tiene un espacio estrictamente reservado para las exposiciones temporales. Ya sabes, aquellas que sólo están abiertas al público durante una pequeña temporada del año.

Lo mejor de todo es que aquí puedes aprender muchísimas actividades gracias a que se imparten talleres de: danza folclórica, dibujo, pintura de acuerdo a tu edad (niños, adolescentes y adultos) grabado, escultura etc.

De igual forma, es utilizado por todo tipo de personalidades como foro de difusión cultural. Es decir, para conferencias de cine o también para presentaciones de obras literarias.

Puedes asistir a los talleres cualquier día menos los días sábados. En tanto que las exposiciones únicamente están abiertas del lunes a viernes.

Grandiosos museos en Guadalajara

Grandiosos museos en Guadalajara

Si algo que me gusta hacer cuando voy a Guadalajara es pasarme al menos una tarde recorriendo alguno de los maravillosos museos que podemos encontrar en esta ciudad.

El Museo del Periodismo y de las Artes Plásticas fue construido a finales del siglo XVIII y por consiguiente su arquitectura es de tipo neoclásica. Como dato curioso, fue en este recinto en donde se instaló el primer equipo de imprenta de la ciudad.

Algunos de los pobladores también lo conocen como “Casa de los perros”, debido a que sus salientes se encuentran custodiadas por estos animales. Al entrar nos toparemos con su extensa biblioteca en donde se almacenan archivos referentes al periodismo tapatío.

Aunado a eso, podemos ver exposiciones o inclusive entrar a un salón interactivo en el que se nos dice paso a paso la evolución que ha tenido la escritura desde la aparición del hombre sobre la tierra hasta nuestros días.

El horario en el que lo puedes visitar es de 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde de martes a sábado y los domingos de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

Otro museo muy interesante es el de la Historia de la Medicina. Éste se localiza en el Hospital Civil de Guadalajara. Originalmente este predio formaba parte del Cementerio de Belén. Sin embargo, las autoridades lo han reformado para que ahora la gente pueda observar exposiciones de pintura, fotografía, escultura y por supuesto de diversos implementos médicos.

Si te gusta el estudio de objetos antiguos, el Museo de Arqueología de Occidente es para ti. Fue edificado en 1719 en lo que fue el convento de las monjas pertenecientes a la orden Agustina.

Su colección es muy variada y peculiar ya que tendrás la oportunidad de observar piezas antiguas que fueron extraídas no solamente del suelo jalisciense, sino también de estados aledaños tales como Colima y Nayarit. El horario de atención al público es de martes a domingo de 10:00 de la mañana a 5:00 de la tarde.

Templos e iglesias que se encuentran en Guadalajara

Templos e iglesias que se encuentran en Guadalajara

La Catedral Metropolitana de Guadalajara es uno de los templos más antiguos del país. De hecho, fue el propio monarca español Felipe II quien ordenó que iniciara su edificación a mediados del siglo XVI.

Su exterior es fácilmente identificable ya que cuenta con dos altas columnas de más de 60 m de altura. Tanto los turistas como las personas que viven en Guadalajara la ubican como uno de los puntos neurálgicos de la ciudad.

Otro rasgo emblemático es que sus interiores fueron decorados basándose en un intrincado estilo gótico.

El templo de Nuestra Señora de las Mercedes es mucho más moderno, ya que su construcción empezó durante la segunda década del siglo XVIII. En la sacristía los visitantes pueden observar una colección de obras pictóricas procedentes de los siglos XVII y XVIII.

Cerca de la Plaza de los Mariachis se puede visitar el Templo de San Juan de Dios. Aunque su fachada es un tanto más “austera” que el de las dos construcciones anteriormente citadas, conviene señalar que su interior es espléndido. Eso sin hablar de su hermosísima portada elaborada en estilo barroco.

El Templo de Nuestra Señora de Belén es el único caso en la capital tapatía en la que podemos decir que conserva gran parte de su encanto original, ya que aún hoy en día se pueden ver sus retablos originales.

Aunque la siguiente edificación que mencionaremos no es propiamente ni una iglesia, ni un templo, bien vale la pena ponerlo aquí, puesto que no debes dejar de visitarlo. El Ex convento del Carmen terminó su construcción en 1556 y en la actualidad algunos de sus salones son utilizados para llevar a cabo eventos de índole cultural.

En lo que respecta a su patio, te mencionamos que este es utilizado para la representación de obras teatrales y/o exposiciones de pintura o de danza clásica. De vez en cuando también se convierte en una Galería.

El Templo del Santísimo Sacramento se destaca por contar con una serie de vitrales de gran tamaño.

Datos que quizás no conocías sobre Guadalajara

Datos que quizás no conocías sobre Guadalajara

En la siguiente entrada, vamos a tratar de desglosar algunos de los atractivos turísticos que encontraras en el Centro Histórico de Guadalajara.

Encabezando la lista tenemos a la Plaza de Armas. Esta se encuentra engalanada con un hermosísimo quiosco de estilo Art Nouveau. Esta pieza fue fabricada en su totalidad en tierras francesas a finales del siglo XIX.

También vale la pena observar las esculturas que se encuentran en cada uno de los extremos de dicho recinto, pues si nos fijamos con atención veremos que estas figuras representan a las estaciones del año.

Además, tres días a la semana (los martes, los jueves y los sábados) los asistentes podrán disfrutar de la música de banda (algo muy típico en esta ciudad jalisciense) ya que es ahí en donde se llevan a cabo las serenatas.

Otro de los lugares icónicos de Guadalajara es el Patio Tapatío (también conocido por muchos como la Plaza del Mariachi). Los fines de semana los turistas y lugareños pueden arribar a este sitio desde la tarde, ya que encontrarán a diversos grupos de música vernácula interpretando éxitos en vivo hasta cerca de las 10:00 de la noche.

Por otro lado, si siempre has tenido la intención de cantar acompañado de un mariachi, te decimos que esta es tu oportunidad, puesto que de lunes a viernes a partir de las nueve de la noche y hasta las tres de la madrugada, está disponible el karaoke.

Para los turistas más tradicionales, les decimos que no deben dejar bajo ninguna circunstancia de echarle un vistazo al Palacio de Gobierno. Su fachada está hecha de cantera en tanto que en su interior puedes mirar con detenimiento dos bellos morales elaborados por el artista jalisciense José Clemente Orozco.

Debo confesarte que ya tiene algún tiempo que no visito la ciudad. Sin embargo, siempre recuerdo la Plaza Guadalajara, en donde se puede disfrutar de un magnífico café, admirando la belleza del paisaje.

Otro edificio gubernamental que está abierto al público es nada más y nada menos que el Palacio Municipal. La peculiaridad de este espacio es que al entrar nos toparemos con una serie de pinturas que a manera de cronología cuentan de una forma muy sui generis el origen de la ciudad.

Por su parte el Teatro Degollado, cuenta con un estilo neoclásico. La fachada se compone de dos elementos: el mármol y la cantera, mismos que se funden de manera extraordinaria. En su bóveda se pueden apreciar obras que aluden de alguna u otra manera a la obra de Dante Alighieri. Este espacio cultural tiene capacidad hasta para 1026 personas.

Otro de los lugares característicos de Guadalajara Es el Callejón del Diablo, en donde aún se puede ver el lugar exacto en donde se estableció la Santa Inquisición en la época en donde México todavía era conocido como la Nueva España. A la fecha, este edificio es ocupado por la Secretaría de Turismo.

Decidimos concluir con el Panteón de Belén. Este lugar ha sido fuente de inspiración de muchísimas leyendas de terror y suspenso, aunque también es el sitio en donde descansan personajes ilustres ligados al suelo jalisciense.

Festividades anuales en Guadalajara

Festividades anuales en Guadalajara

Las palabras celebración y Guadalajara deberían usarse como sinónimos, puesto que durante todo el año los tapatíos se la pasan festejando diferentes acontecimientos. En las siguientes líneas te daremos un breve resumen de aquellas verbenas que tienen una mayor relevancia.

Comencemos con el Festival Internacional del Mariachi y de Charrería. Generalmente esta gala inicia a finales del mes de agosto y concluye en los primeros días de septiembre, es decir, un poco antes de que comiencen las fiestas patrias.

Durante esos días, la gente puede deleitarse con la música que emana de los instrumentos de más de un millar de mariachis, repartidos por las calles céntricas de la ciudad. Lo más sorprendente, es que varias de estas agrupaciones ni siquiera son mexicanas, sino que provienen de lugares lejanos como Colombia o Chile, sólo por mencionar algunos países.

En lo que toca al ámbito de la Charrería, podemos mencionar el hecho de que solamente participan grupos nacionales de este deporte. Sin embargo, se trata de una selección de los mejores elementos dentro de cada categoría.

Otra actividad que no debes dejar de observar es la procesión que se lleva a cabo desde la Catedral Metropolitana de Guadalajara hasta la Basílica de Zapopan. Esto ocurre cada 12 de diciembre. La imagen es de Nuestra Señora de Zapopan escoltada tanto por fieles como por danzantes. Al finalizar la ceremonia hay baile y un espectáculo de fuegos pirotécnicos.

El 14 de febrero es una fecha especial para los jaliscienses. Ojo, esto no tiene nada que ver con la celebración del Día de los Enamorados, sino con la fundación de la ciudad. Así es, cada año en esa fecha la gente se reúne en la Rotonda de los Hombres Ilustres, así como en la Plaza Guadalajara para celebrar este acontecimiento. Son más de 12 horas de celebración continua.

Pasemos ahora a uno de los eventos culturales. Lógicamente me refiero al Festival Cultural de Mayo. Éste corre a cargo de la Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco y se lleva a cabo no solamente en la capital, sino también en varios municipios. Al tratarse de un espacio destinado a reflejar el arte, hay espacios para la danza, la escultura, la pintura, el cine, la fotografía, el teatro y hasta la gastronomía.

Una de las innovaciones que ha tenido este festival es que a partir del año de 2003, el gobierno tomó la decisión de explorar la cultura de un país en particular. En otras palabras, las muestras culturales se centran en explorar la cultura de dicho territorio. Entre las naciones que ya han sido homenajeadas en Guadalajara destaca: México, Alemania, Hungría, Japón y España.

Para cerrar con broche de oro, dedicaremos esta última parte del artículo a la Feria Internacional del Libro en Guadalajara. Esta es la cita de mayor importancia a nivel iberoamericano de su tipo. Es decir, no hay ninguna otra que reúna a tantas firmas editoriales en un solo lugar. Además de que los visitantes pueden entrar en contacto directo con miles de obras, también tienen la oportunidad de escuchar las conferencias de sus autores predilectos.

La Feria del Libro tiene una duración de nueve días. La fecha de inicio no es otra que el último sábado del mes de noviembre.